saltar al contenido

País

La ventaja y la desventaja del detector de fugas de refrigerante HVAC

Los contratistas tienen la oportunidad de revisar el sistema de enfriamiento en busca de fugas de refrigerante. Algunas de estas opciones han estado en desarrollo durante años. El método de la burbuja allanó el camino para los kits de tinte y los detectores de fugas de refrigerante electrónicos portátiles HVAC .

Algunos métodos de detección de fugas de refrigerante ahora son obsoletos en comparación con los nuevos equipos de prueba, pero las técnicas antiguas siguen siendo confiables y útiles.

Dada la gran cantidad de dispositivos disponibles para la detección de fugas de refrigerante, decidir qué método usar en una situación determinada puede resultar confuso.

Elección popular de detector de fugas de refrigerante

La herramienta más común que usan los contratistas para identificar fugas de refrigerante es un detector de fugas electrónico.

Uno de los primeros detectores de fugas electrónicos introducidos en la industria es el modelo de descarga de corona negativa. El dispositivo crea una corona de alto voltaje en un chip sensor. Cuando la corona detecta el refrigerante, el dispositivo activa una alarma.

Los primeros modelos de detectores de corona negativa tuvieron algunos problemas al introducirlos. Grandes cantidades de refrigerante pueden contaminar el detector y provocar su mal funcionamiento.

Otro tipo de detector de electrones es un modelo de diodo calentado. La técnica calienta el refrigerante para descomponer las moléculas y producir iones de cloro o flúor cargados positivamente. Un detector de diodo calentado detecta estos iones y envía una alarma.

A lo largo de los años, tanto los detectores de corona negativa como los detectores de diodo térmico se han mejorado para que sean menos sensibles a las grandes fugas de refrigerante.

Las falsas alarmas son otro inconveniente de algunos detectores de fugas electrónicos. Sin embargo, a medida que las herramientas se han vuelto más complejas, muchos fabricantes han podido resolver este problema. Los modelos anteriores pudieron detectar otras sustancias químicas que podrían interferir con la prueba. Estos pueden dar lugar a resultados incorrectos e indicar una fuga donde no la hay.

Para evitar este problema, se ha desarrollado otro tipo de detector de fuga de electrones, el tipo ultrasónico. El detector ultrasónico no detecta ningún refrigerante. El dispositivo se utiliza para detectar el nivel de fuga de refrigerante del sistema. La ventaja de los detectores de fugas ultrasónicos es que son insensibles a los gases. Esto es útil para las mediciones de presión.

Al igual que con los diodos de calentamiento y los modelos de corona negativa, los avances tecnológicos eliminan muchos de los problemas asociados con los detectores ultrasónicos, pero pueden causar problemas. Uno de los mayores problemas con los detectores de fugas ultrasónicos es la posibilidad de interferencia de fondo. Algunos modelos, particularmente las versiones anteriores del detector ultrasónico de fugas de refrigerante, pueden captar otros sonidos inaudibles no relacionados con el sistema de enfriamiento y activar alarmas en el detector.

Detector de fugas de refrigerante fluorescente

Una de las formas más antiguas de detectar fugas de refrigerante es el método de la burbuja. Esta opción ha caducado, pero sigue siendo válida y disponible. Una de las grandes ventajas del método de la burbuja es que los contratistas pueden ver las fugas visualmente.

Para realizar este método, aplique la solución jabonosa donde se sospeche una fuga. Si hay una fuga, el refrigerante se escapa y la solución comienza a burbujear.

Los métodos de detección de burbujas de refrigerante se pueden utilizar con varias tecnologías avanzadas.

El detector ultrasónico se puede utilizar con soluciones de burbujas. La motivación detrás de esto es detectar el agrietamiento inaudible causado por la explosión de pequeñas burbujas en la solución causada por el refrigerante.

La última forma de identificar claramente las fugas de refrigerante es usar kits de tintes fluorescentes. El tinte se inyecta en el sistema de enfriamiento para hacer circular el refrigerante. El siguiente paso es dirigir la luz ultravioleta a diferentes partes del sistema donde pueden ocurrir fugas. Si hay una fuga, brilla cuando se detecta el colorante refrigerante bajo la luz ultravioleta.

Si uv está presente, no se mostrarán errores. Si está encendido, no hay fugas de refrigerante.

Los kits de tinte también se pueden utilizar en sistemas de refrigeración de automóviles. El aceite y el vapor de los motores de los automóviles pueden distorsionar las mediciones del detector de fugas electrónico.

Sin embargo, los kits de tinte y UV tienen desventajas.

Primero, la luz ultravioleta funciona solo en las partes del sistema de enfriamiento que son accesibles. Si parte del sistema está oculto, las luces no se pueden usar.

En segundo lugar, los kits de tinte no son inmediatamente efectivos en algunas aplicaciones. Si la fuga es pequeña, la luz ultravioleta puede tardar un tiempo en exponer el refrigerante infiltrado. La limitación del tinte es que es posible que deba esperar un día o más para identificar el tinte. Esto significa que debe visitar el sitio muchas veces.

Los largos tiempos de espera generalmente se deben al tamaño de la fuga. Cuanto mayor sea la fuga, más rápidos serán los resultados. Sin embargo, si la fuga es pequeña, puede llevar más tiempo.

Detector de fugas de refrigerante con soplete de haluro

Otra forma de encontrar fugas es usar un quemador halógeno. Un método más antiguo UTILIZA la llama abierta de un quemador de haluro para detectar fugas de refrigerante. Cuando se expone a refrigerantes que contienen cloro, la llama del soplete de corte se vuelve verde.

La intensidad de la llama varía según el tamaño de la fuga. Una de las desventajas más obvias de este método es que los quemadores de halogenuros solo se ven afectados por CFC o HCFC.

Los quemadores de haluro todavía funcionan, pero a muchos contratistas no les gusta la idea de usar fuegos abiertos cerca de los refrigerantes.

Para aquellos que eligen quemadores de haluro, los contratistas deben tener en cuenta algunas cosas.

El entorno y la aplicación juegan un papel importante en la eficacia del equipo. En el viento, la llama apenas puede absorber el gas. La luz del sol también puede ser un problema. Si hay poca fuga, la llama adquirirá un sutil color verde. Si la luz exterior es demasiado brillante, es posible que el color de la llama no cambie.

Por lo tanto, no se recomienda usar este método al aire libre, especialmente en equipos para techos.

Artículo anterior Deja que tu lindo erizo viva a una temperatura cómoda

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer.

* Campos requeridos

Comparar productos

{"one"=>"Seleccione 2 o 3 artículos para comparar", "other"=>"{{ count }} de 3 elementos seleccionados"}

Seleccione el primer artículo para comparar

Seleccione el segundo artículo para comparar

Seleccione el tercer elemento para comparar

Comparar